Inspección para la compra de un auto usado

Además de asegurarte que todo funciona (limpiaparabrisas, radio, reloj, odómetro, aire acondicionado, luces, etc.) te recomendamos evaluar cuidadosamente las siguientes áreas en cualquier auto usado que consideres comprar.

Kilometraje – El kilometraje promedio anual es de 20,000 kms aproximadamente. Los números deben estar alineados en el odómetro.

  1. Pintura – Revisa alrededor del escape, molduras y ventanas por manchas de pintura que indiquen si el auto fue pintado.
  2. Daño al cuerpo del vehículo – Revisa las juntas de las partes del cuerpo del vehículo, desalineado severo indica trabajo de colisión. Inspecciona los contornos de los paneles del cuerpo, rugosidad indica reparación. Inspecciona las condiciones de molduras, defensas y parrilla.
  3. Fugas – Revisa debajo del auto. Las fugas normales no existen, sólo las del condensador del aire acondicionado.
  4. Llantas -- Checa la presión de las llantas. Un truco común de auto usado es llenar las llantas con presión de más para que el carro ruede más fácilmente. Revisa el desgaste de las llantas. Desgaste disparejo indica la posibilidad de que requieren alineación.
  5. Oxidación – Inspecciona alrededor del auto por señales de oxidación. Cualquier oxidación representa un problema. No existe ninguna solución económica para detener la oxidación. La única solución segura es reemplazar la parte oxidada.
  6. Amortiguadores – Revisa los amortiguadores balanceándote en cada esquina del automóvil. Amortiguadores en buen estado no permitirán al auto que rebote más de dos veces una vez que se suelta.
  7. Interiores – Inspecciona todo el interior. Debes buscar por alguna condición interior que no coincida con las condiciones generales del auto. Cierto desgaste es razonable pero se debe sospechar de vestiduras nuevas en asientos blandos, cubiertas de pedal nuevas y descansabrazos desgastados. Estas situaciones indican un intento de cubrir un uso rudo. Levanta los tapetes y busca evidencia de fugas de agua o inundaciones. Busca evidencia de fuga u oxidación en la cajuela. Soldaduras nuevas indican reparaciones recientes. Revisa las jaladeras de las puertas, botones de control, etc. Inspecciona la correcta operación de las luces y señales. Busca daños o grietas en todos los vidrios.
  8. Mangueras, bandas – Inspecciona todas las bandas y mangueras buscando desgaste o puntos débiles.
  9. Terminales de la batería – Bajo nivel electrolítico, terminales corroídas y/o base agrietada indican una falta de mantenimiento.
  10. Radiador/Anticongelante – Busca corrosión u oxidación alrededor del radiador, lo cual significa que existe una fuga. Suciedad en el anticongelante indica falta de mantenimiento.
  11. Filtro de Aire – Un filtro de aire sucio usualmente significa falta de mantenimiento preventivo.
  12. Cables de bujías – Revisa los cables de bujías para detectar grietas, puntos quemados o desgaste. Cables desgastados tendrán que se reemplazados.
  13. Nivel de Aceite – Si el nivel de aceite es bajo, pudiera ser que el motor consume aceite. Ten cuidado de agua en el aceite (monoblock agrietado), aceite extremadamente espeso (usado para disminuir el ruido del motor), o aceite sucio y delgado con olor a gasolina (problemas internos en el motor).
  14. Transmisión automática – Retira la varilla del nivel de la transmisión automática con el motor encendido. El nivel debe estar en lleno y el fluido claro y rojo brillante. Fluido café oscuro o negro, o fluido con olor a quemado son señales de que la transmisión requiere reparación.
  15. Escape – Revisa el color del humo de escape. Humo azul indica anillos desgastados, humo quemado puede indicar válvulas desgastadas o que requiere afinación.
  16. Bujías – Remueve una de las bujías (las más accesible). Un motor en buenas condiciones tendrá bujías con la punta de un color bronce o grisáceo. Una vez que has revisado el automóvil y tomado nota de posibles problemas de acuerdo a lo anterior, puedes llegar a una conclusión inicial de la condición del auto y el cuidado que ha recibido.

Puntos 1-8:
Problemas en más de dos áreas indica falta de mantenimiento y debes tener cuidado.

Puntos 9-13:
Problemas en alguna de estas áreas indican falta de cuidado también, pero por lo general pueden ser corregidos con una afinación o reemplazo de partes relativamente simples.

Puntos 14-17:
Ten mucha precaución con problemas del motor o de la transmisión automática. Estos pueden significar gastos mayores. Te sugerimos retirarte de carros con problemas en ambas áreas.

 

Fuente: Quicky-Lub.